No te asomes, que me estoy cambiando

¿No puedes esperar a ver mi nuevo look?

Méteme prisa
¡Ah! Y, si no lo haces ya... ¡Síguenos, anda!